Un mar de atractivos en Barcelona

Casi es injusto que una ciudad cosmopolita como Barcelona, con su arquitectura de fama mundial, su animado ambiente gastronómico y nocturno, y sus prestigiosas atracciones culturales, tenga también multitud de playas. Y por si fuera poco, cada playa de la ciudad tiene una atmósfera distinta, así que ya sea que busque la bulliciosa energía de la Barceloneta, la serenidad, la arena y las olas de Nova Mar o un punto intermedio, tenga por seguro que lo encontrará en Barcelona. Descubra a continuación algunas de nuestras favoritas.

Barceloneta – La Barceloneta, quizá la playa más popular de Barcelona, está a pocos pasos de los puntos de interés del centro urbano. Rebosa actividad, restaurantes, instalaciones deportivas y puestos de sangría, y es excelente para mirar a las personas pasar mientras toma el sol.

Nova Icària y Bogatell – Estas playas adyacentes están al norte y son menos concurridas que la Barceloneta. Se construyeron con ocasión de los Juegos Olímpicos de 1992 y, como guiño a sus orígenes olímpicos, ofrecen una diversa selección de deportes de playa y acuáticos. Nova Icària y Bogatell son fantásticas opciones para familias o para cualquiera que prefiera pasar un rato en la playa relajadamente y, además, están bien comunicadas por transporte público.

Sitges – Si le apetece transformar un rato en la playa en una excursión de un día, no puede perderse Sitges. Sitges está a unos 40 minutos de Barcelona y tiene 17 playas de arena como Bassa Rodona, la principal playa de ambiente LGBTQ, la tranquila Platja de les Anquines o la animada Platja de Sant Sebastià. Y cuando ya haya tenido suficiente sol y arena, adéntrese en el encantador pueblo de Sitges o camine por el pintoresco paseo marítimo.

Los comentarios están cerrados.